Capitulo I. El cáñamo en el mundo árabe

Derviches

Poco se sabe del origen del hachís (cannabis) en el mundo arabe, sin embargo, no faltan leyendas para explicar su origen. Una de las más coloridas de estas historias cuenta cómo Haydar, el fundador persa de una orden religiosa de sufíes, descubrió el hachís en 1155 d. C.

Según la leyenda, Haydar era un monje ascético que vivió una vida de privación rígida y auto-castigo en un monasterio que construyó en las montañas de Persia. Durante diez años vivió en este retiro distante, sin abandonarlo ni siquiera por un breve momento, sin ver a nadie excepto a sus discípulos.

Sin embargo, un caluroso día de verano, Haydar cayó en un estado de depresión y, contrariamente a su costumbre de nunca salir de su monasterio, se fue a los campos para estar solo. Cuando regresó, sus discípulos, que se habían alarmado por su inusual ausencia, notaron un extraño aire de felicidad en su comportamiento. No solo eso, el hasta entonces solitario monje incluso les permitió entrar a sus habitaciones personales, algo que nunca había hecho antes.

Asombrados por este cambio dramático en el carácter de su maestro, sus discípulos interrogaron ansiosamente al monje sobre qué era lo que lo había puesto en este estado de ánimo. Haydar respondió a su curiosidad con diversión y procedió a contarles cómo había estado vagando por los campos y se había dado cuenta de que de todas las plantas cercanas al monasterio, solo una no había permanecido inmóvil en el calor opresivo del día. A diferencia de otros vegetales contiguos, esta planta inusual parecía danzar alegremente al calor del sol. Abrumado por la curiosidad, Haydar recogió algunas de sus hojas y se las comió para ver a qué sabían. El resultado fue el estado eufórico que sus discípulos ahora observaban en él.

Al enterarse de esta maravillosa planta y deseosos de compartir el placer de su maestro, los alumnos de Haydar le suplicaron que les mostrara esta extraña planta para que ellos también pudieran participar de sus maravillosas virtudes. Haydar estuvo de acuerdo, pero no antes de hacerles prometer bajo juramento que no revelarían el secreto de la planta a nadie más que a los sufíes. Entonces, según la leyenda, los sufíes llegaron a conocer los placeres y la satisfacción del hachís.

Después de su descubrimiento, Haydar vivió otros diez años, supuestamente subsistiendo con hojas de cannabis. Poco antes de su muerte en 1221 d. C., pidió que se sembraran hojas de cannabis alrededor de su tumba para que su espíritu pudiera caminar a la sombra de la planta que le había dado tanto placer durante su vida.

Tal es la leyenda de Haydar y su descubrimiento de los poderes del hachís. Es una historia simple, divertida y entretenida, y, por supuesto, apócrifa.

El olor de la muerte

Aunque a veces se le llama el «vino de Haydar», el hachís era conocido por los árabes mucho antes de su supuesto descubrimiento por parte del monje ascético. En el siglo X d. C., un médico árabe, Ibn Wahshiyah, escribió sobre ello en su libro “Sobre Venenos”, afirmando que el olor del hachís era letal:

Si llega a la nariz, se produce un cosquilleo violento en la nariz y luego en la cara. La cara y los ojos se ven afectados por un ardor extremo e intenso; uno no ve nada y no puede decir lo que desea. Uno se desmaya, luego se recupera, luego se desmaya nuevamente y se recupera nuevamente. Se sigue así hasta que muere. Se produce una ansiedad violenta y desmayos hasta que uno sucumbe, después de un día, un día y medio o más. Si es prolongado, puede tomar dos días. Para estos aromáticos, no hay remedio. Pero si Dios quiere salvarlo, puede ser salvado de la muerte por la continuación de los vómitos o por otra reacción natural.

Si bien Ibn Wahshiyah era más ignorante que conocedor de las propiedades del hachís, estaba al menos superficialmente familiarizado con algunos de sus efectos. En general, sin embargo, los médicos árabes antes y después de Ibn Wahshiyah tenían muy poco que decir sobre las virtudes medicinales del cannabis y la mayoría de lo que dijeron fue tomado del griego Galeno.

Los hippies del mundo árabe

El juramento apócrifo por el cual Haydar confió a sus discípulos a no revelar el secreto del hachís a nadie más que a los sufíes subyace a la estrecha asociación entre la droga y el movimiento sufí en la comunidad árabe.

El origen del nombre Sufi está relacionado con el uso de prendas sin teñir hechas de lana (suf) en lugar de algodón. Tal ropa se usó originalmente como un símbolo de penitencia personal, pero fue condenada por otros líderes religiosos musulmanes porque sugería que esas personas se vestían imitando a Jesús en lugar de a Mahoma, que vestía algodón.

Los sufíes eran los hippies del mundo árabe. Sus orígenes se remontan en Persia, donde comenzaron como un grupo de ascetas que se unieron para discutir temas religiosos y recitar el Corán en voz alta. Algunas de estos grupos eventualmente formaron fraternidades y establecieron monasterios como los fundados por Haydar.

Aunque los líderes originales del movimiento eran ortodoxos en sus principios religiosos, sus sucesores y los nuevos miembros que se sintieron atraídos por el movimiento adoptaron un enfoque más místico hacia la religión que era contrario a la ortodoxia islámica. Además, dado que la mayoría de los nuevos devotos provenían de las clases bajas y medias, las actitudes sociopolíticas de esta nueva secta eran cada vez más consideradas con desconfianza y sospechosas por las clases altas y las autoridades de la época.

Los líderes religiosos se inclinaban desfavorablemente hacia ellos porque la filosofía mística de los sufíes enseñaba que la verdad divina y la comunión con Dios no pueden impartirse a otros. En cambio, tenía que ser experimentado directamente. Para los sufíes, la mente era simplemente incapaz de articular tal comprensión; tenía que ser adquirido por uno mismo a través de la experiencia.

Una de las formas en que los sufíes alentaron el logro de estas ideas espirituales fue a través de la excitación de los estados extáticos. Hubo varias formas diferentes de lograr esta afección, pero la que se recurrió más comúnmente fue a través de la intoxicación por medio de drogas como el hachís. Debido al uso frecuente del hachís, a los sufíes se les atribuyó la difusión de la droga y la caída de la sociedad islámica. Para los sufíes, sin embargo, el hachís era simplemente un medio para estimular la conciencia mística y la apreciación de la naturaleza de Allah.  Para los sufíes, escribió un crítico musulmán, comer hachís es «un acto de adoración».

El sufismo era mucho más que un movimiento religioso herético. Representaba una contracultura dentro de la comunidad árabe de la misma manera que los hippies de la década de 1960 representaban una contracultura ideológica y conductual dentro de la sociedad estadounidense. Ambos rechazaron el sistema económico dominante a favor de la vida comunitaria y el intercambio de bienes materiales. Ambos tenían sus símbolos. Para los hippies, era pelo largo y cuentas; para los sufíes, prendas de lana.

Dado que ni el hippie ni el sufí tenían ningún interés en avanzar en la sociedad o en el beneficio económico, el establishment despreciaba a ambos en sus respectivas épocas como vagos e inútiles. En muchos casos, su comportamiento se atribuyó a los efectos de las drogas.

Más que intrigante, la droga dominante en ambas contraculturas estaba hecha de cannabis. Para el hippie, era marihuana; para los sufíes, hachís.

Dado que las drogas eran similares, no es sorprendente que muchas de las acusaciones dirigidas al cannabis tengan un sonido familiar. Tanto la marihuana como el hachís fueron acusados de agotar la energía del usuario, robándole así su disposición a trabajar. Este «síndrome de desmotivación», como se le llama actualmente, se consideraba una amenaza para la cultura dominante, ya que socavaba la ética del trabajo.

La locura fue otro mal atribuido al uso crónico de estas drogas. El hachís llevó a los hombres a la locura, declararon sus críticos árabes, al secar las humedades en las partes inferiores del cuerpo. Esto dio como resultado que los vapores subieran al cerebro, causando que la mente se debilitara y fuera destruida. Muchos críticos sostuvieron que el hachís producía dependencia física. Como resultado de esta dependencia, el adicto al hachís pasó todo su tiempo y esfuerzos buscando más hachís.

Una segunda característica común tanto a los hippies como a los sufíes fue su retirada física de la cultura dominante. La comuna rural y el monasterio remoto iniciado por Haydar fueron creados para aislarse de la sociedad imperante. En estos retiros, los devotos podían seguir su propio estilo de vida sin incurrir en la ira de aquellos que no estaban de acuerdo con sus ideas. Estas comunas también fueron similares en su devoción a los líderes espirituales que fueron considerados como fuentes de iluminación. Timothy Leary y Haydar disfrutaron del respeto y la admiración de sus seguidores. Ambos también recomendaron drogas como un medio para expandir la conciencia. Eran héroes de la contracultura, falsos profetas de los no creyentes.

Los movimientos hippie y sufí también fueron similares en sus actitudes hacia la moral sexual familiar y contemporánea. Ambos fueron a extremos, pero en este caso fueron a extremos opuestos. Los hippies fueron acusados de ser promiscuos; los sufíes, de ser afeminados y homosexuales. En ambos casos, sin embargo, se culpó al cannabis por sus desviaciones sexuales. La marihuana, declararon los críticos del siglo XX, hizo que los hippies se volvieran locos por el sexo. Hashish, por otro lado, fue acusado de disminuir la libido, causando que los hombres se conviertan en homosexuales.

Se podrían establecer más paralelismos entre los hippies y los sufíes, el punto es que a pesar del abismo de 1000 años entre ellos, los dos movimientos se parecían entre sí en más formas de las que diferían. Pero quizás el paralelo más interesante de todos es las respuestas que dieron los sufíes y los hippies en respuesta a quienes criticaron su uso del cannabis.

Ambos mantuvieron ardientemente que el cannabis les daba una visión inalcanzable de sí mismos. Les permitió ver significados nuevos y diferentes en lo que parecían experiencias triviales. Los hizo sentir más ingeniosos y les dio una comprensión más profunda. Les hizo ver hermosos colores y diseños en lo que parecía común para los demás. Aumentó su placer en la música. Dio felicidad y redujo la ansiedad y la preocupación.

La única comparación que rompe el vínculo entre los sufíes y los hippies es el contexto social. A diferencia de los hippies, muchos de los cuales provenían de familias acomodadas de clase media, la mayoría de los sufíes eran de las clases bajas. Una de las principales razones por las que los sufíes eligieron el hachís en lugar de otros intoxicantes como el alcohol fue porque el hachís era barato. Aunque proscrito en el Corán, el vino siempre estuvo disponible para aquellos que podían permitírselo. Pero el vino era un lujo, el embriagador de los ricos; hachís era todo lo que los pobres podían pagar.

Su postura religiosa herética y su negativa a ajustarse a los estándares de la sociedad árabe se combinaron para hacer que los sufíes fueran parias en el mundo árabe. Y debido a que el hachís era una parte importante de la vida cotidiana de los sufíes, llegó a considerarse como la causa de su comportamiento impío, despreciable y desagradable. Al eliminar el hachís, el mundo árabe sintió que podía deshacerse de un repugnante hábito de drogas que fomentaba el desafío, la insubordinación y un desprecio general por el status quo. Si bien los esfuerzos para eliminar el hachís fueron a menudo bastante dramáticos, todos los intentos resultaron inútiles. Cada sociedad parece haber desarrollado su propia ruta de escape de la realidad. Para los sufíes, esa ruta de escape tomó la forma de hachís.

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: VITOKA NATURAL, SCP.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a HostArmada INC en el data center de Frankfurt (Alemania) que cumple con El Reglamento General de Protección de Datos es válido para los residentes del EEE (Espacio Económico Europeo) que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Índice de Contenidos

Recientes

Reportajes relacionados

Euskara Euskara Català Català English English Galego Galego Español Español
Ir arriba

Calculadora CBD

Para 10 ml

Son 200 gotas aprox.










mg
mg
mg
vía tópica por la mañana, mediodía y noche.

Tenga en cuenta que las dosis son aproximadas y  no constituyen un consejo médico, ni una receta o incluso una recomendación médica. 

Conoce el mundo del Cáñamo con la Revista Vitalkana

Sobre Vitalkana

Si necesita noticias actualizadas sobre la política, los negocios y la cultura del cannabis, está en el lugar correcto.

Editado por un grupo de entusiastas del cáñamo, además de implicados  en el movimiento de legalización del cannabis, Vitalkana  ayuda a activistas, profesionales de la industria, consumidores, legisladores y el público a comprender los desarrollos y tendencias que afectan al cannabis.

La información que encontrarás en Vitalkana.com, textos, datos, gráficos, imágenes, sugerencias, orientaciones y cualquier otro material, está elaborado por profesionales  de multiples disciplinas con experiencia. A pesar de ser una fuente de máximo rigor y nos esforzamos en mejorar, no deberá sustituir al diagnóstico, tratamiento ni las recomendaciones del profesional o profesionales que llevan el proceso de una dolencia.

No ignores, evites o demores los consejos de tu médico por algo que has leído en esta web. Utiliza la información y recursos que te ofrece Vitalkana.com para preguntar tus dudas o inquietudes en tus visitas. Todo esto ampliará la relación con tu médico y el conocimiento sobre tu situación.

Además de los informes originales en línea de Vitalkana.com, entregamos una newsletter por correo electrónico  con los últimos titulares, documentos de fuentes primarias y análisis de todo el mundo. Suscríbete aquí .

Encuéntranos aquí:

Envíanos un mensaje

  • Responsable: VITOKA NATURAL SCP.
  • Finalidad: responder al mensaje que me envíes a través de este formulario.
  • Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.
  • Destinatarios: tus datos serán guardados en mi proveedor de hosting HostArmada Inc en su data center de Frankfurt, Alemania (Europa) que cumple el RGPD
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información adicional Puede consultar la información detallada en la política de privacidad..

vadecbd

En todos los productos de CBD ENCANN

cbd full spectrum

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad